miércoles, 5 de noviembre de 2014

Hasta dentro de muy poquito...

Desde la última entrada llevo muchos días intentando sacar un ratito largo para escribir sobre varias actividades y materiales pero está siendo muy complicado. Los preparativos para la llegada del bebé me están llevando mucho tiempo, mi cuerpo pide descanso y quiero dejar otras cosas terminadas antes del nacimiento. Así que seguiré apuntando ideas sobre las que escribir en mi cuaderno pero de momento no podrán pasar al blog. Me ha costado mucho tomar esta decisión pero necesito un pequeño descanso y no quiero tener la presión de mantener el blog actualizado. Aún así intentaré seguir contestando a todos los e-mails y comentarios.


¡¡Vuelvo muy prontito con muchas más cosas!!

lunes, 20 de octubre de 2014

Valorar y fomentar la participación en el aula de Educación Infantil (UAM - 10/10/14)


El pasado viernes 10 de Octubre me invitaron a ir a la Universidad Autónoma de Madrid a hablar sobre la importancia de la participación de los alumnos en la etapa de Educación Infantil. Como dijo a la salida Auxi, amiga y maestra, lo difícil no es conseguir que participen pues ya sabemos que hace falta preguntar poco a un niño de 3 a 6 años para que te cuente cosas sin parar. Lo complicado realmente es gestionarla, enseñar a los niños las normas para participar y trabajar nuestra actitud para fomentar un clima afectivo y democrático. Éste favorecerá dicha participación y consecuentemente un mayor y mejor aprendizaje y tendrá reflejo en el autoconcepto y autoestima de nuestros alumnos.


Agradecer a Santiago su invitación y sus palabras; a Auxi y Laura su compañía y la grabación de los vídeos; y a todos los alumnos, maestros y personal de la UAM que estuvistéis allí, vuestra presencia e interés. A los futuros maestros, espero haberos enseñado algo que os ayude cuando comencéis a trabajar.

Os dejo directamente con los vídeos. Hay cortes inevitables entre las cuatro partes por el tipo de cámara que tengo. Aún así, ¡espero que os gusten!.

Parte 1: Hablamos de qué es participar, qué es imprescindible tener en cuenta para fomentar la participación y por qué es importante crear un ambiente participativo en el aula.


Parte 2: Analizamos de los factores que influyen en la participación y los momentos en que se da ésta en el aula, resaltando la asamblea.


Parte 3: Repasamos brevemente dos metodologías que fomentan en los alumnos un pensamiento crítico y creativo: los proyectos de trabajo y el trabajo por rincones. Comenzamos el tiempo de preguntas y comentarios.


Parte 4: Terminamos con preguntas y comentarios de los alumnos asistentes.


Como véis estoy embarazada de 7 meses. Por ello es posible que llegue un momento en el que tenga que espaciar un poquito más las publicaciones en el blog durante una temporada.

sábado, 11 de octubre de 2014

Artículo: 25 formas de preguntar a tus hijos "¿cómo ha ido el día en el cole?"

Mientras preparo una entrada más larga y con vídeos de mi visita ayer a la UAM, os dejo el enlace de un artículo publicado a principio de curso en El Huffington Post titulado "25 formas de preguntar a tu hijo ´qué tal ha ido el día en el cole?´". Podéis leerlo pinchando en el título y aquí.

En las tutorías yo me encuentro fundamentalmente con dos casos respecto a lo que los alumnos de Educación Infantil cuentan a sus familias sobre su día en el cole: "Mi hijo/a me lo cuenta todo" (qué miedo, pienso yo, jajaja) y "Le pregunto a mi hijo/a pero es que no me cuenta nada". Y normalmente las familias que están en el segundo caso se preocupan bastante porque sus hijos no les den casi información de todo el tiempo que están con nosotros. Yo siempre les digo las mismas cuatro cosas (adaptadas a lo que conozco de cada alumno):

1. Cada niño es diferente. Hay niños mucho más habladores que otros y no todos los niños hablan igual en el parque, en casa o en el cole.

2. Después de haber pasado 7 u 8 horas en el cole y estar desando llegar a su casa con papá y mamá lo último que quieren algunos niños es contar con detalle lo que han hecho en la clase. Están agotados e igual que nos pasa a los adultos, quieren "desconectar", jugar y que les atienda su familia. A lo mejor es más adecuado no esperar "grandes respuestas" nada más salir del cole y dejar las preguntas para el momento después de cenar o el fin de semana. 


3. Repasar la jornada escolar, volver a ordenarla y explicarla verbalmente para algunos niños es complicado. Simplemente si les preguntamos "¿qué has comido?" puede que ya ni se acuerden. Para ellos el tiempo pasa de forma muy distinta y mucho más lenta y si no ha sido algo significativo, la comida queda como algo lejano que de forma natural no recuerdan. Lo mismo puede suceder con actividades que hayan hecho en la clase. A lo mejor las han disfrutado muchísimo pero no son capaces de explicarlas ante una pregunta abierta (y obviamente no les podemos preguntar por una actividad concreta si no sabemos que la han hecho. En ese caso les animo a que me pregunten a mí todo lo que quieran). Puede pasar que en otros momentos las cuenten sin preguntarles porque las recuerden (y les apetezca compartirlas) aunque no hayan sido acontecimientos inmediatos.

4. Cuando creamos que es buen momento para que nos cuenten algo es mejor hacer preguntas concretas. Para un niño la pregunta "¿qué tal?" a veces no es ni siquiera comprensible. Cuando leí el artículo "25 formas de preguntar a tu hijo ´qué tal ha ido el día en el cole?´" me gustó porque justo habla de esto y da unas ideillas de cómo preguntar para obtener más información. Algunas de las preguntas que propone habría que adaptarlas al nivel de Educación Infantil y casi todas valen para niños de todas las edades.
 

martes, 30 de septiembre de 2014

Cuadros con cubitos de témpera congelada

A finales de verano una seguidora de Twitter (mil gracias Laura) me recomendó la entrada Hielos de témpera del blog En el país de las hadas. En ella la autora explicaba una actividad chulísima que había hecho en verano con sus hijos. Me encantó y nada más que empezó el curso me puse manos a la obra. 

El material que se necesita es:
1. Témperas
2. Cubiteras (con una basta)
3. Papel continuo o cartulinas DinA3
4. Cuenquitos para dejar los hielos
5. Pinceles finos o medios

Lo primero que tenemos que hacer es llenar las cubiteras con témpera y agua y remover bien con un palito (o con la parte trasera de un pincel) y llevarlas rápidamente al congelador. Si queréis conseguir colores vivos llenad casi todo el huequito de témpera y muy poca agua. Yo la primera vez eché bastante agua (mirad las imágenes) y me quedaron colores pastel. Además, en el tiempo que pasa desde que se mezcla el agua con la témpera hasta que se congela, la témpera "sedimenta" al fondo del hueco de la cubitera por lo que, si echáis poca pintura, una parte del cubito quedará muy clara (prácticamente sólo agua) y toda la pintura quedará en el otro extremo.

Yo puse de todos los colores y mi compañera solo de tonalidades de azul y verde porque ella quería hacer un fondo de mar. Esta vez he usado unas témperas nuevas de La Pajarita que son superlavables y genial porque de verdad lo son (se me manchó de morado la manga de una camiseta blanca y ¡¡se ha quitado!!).


Los dejamos un día en el congelador del cole y a la mañana siguiente, justo antes de empezar la actividad, los fuimos a buscar. Yo hice los cuadros en el rincón de arte. Dejé cada cubito en un tarrito de natillas y los niños que iban al rincón pintaban con ellos de forma totalmente autónoma. Mantuvimos esta fase de la actividad toda la semana por lo que cada día tenía que reponer las cubiteras y llevarlas de nuevo al congelador para que estuvieran congeladas al día siguiente.


Como os podéis imaginar, ¡les encantó!. Pintar con algo tan fresquito les llamó mucho la atención y era casi mágico el que a medida que íban usando los cubitos éstos se fuesen derritiendo. Además, me parece que es una actividad muy buena para trabajar la motricidad fina porque coger el cubito sin que se escape y manejarlo sobre el papel requiere agarrarlo firmemente con los dedos y no siempre les resultaba fácil.


Durante toda esta semana dejamos también en la clase cubitos sin color para observar cómo iban cambiando de sólidos a líquidos a lo largo de la mañana.

La siguiente semana, también en el rincón de arte, pintamos sobre el fondo que habíamos hecho con los cubitos. En este caso quería algo parecido a lo que había visto en el blog Mis técnicas plásticas para las perchas (mis compañeras dicen que yo tengo muchas ideas¡¡pero si hay tanto compartido generosamente en internet...!!).


Les dejé sólo témpera roja, morada y negra nada aguada y pinceles finos y les propuse dibujarse ellos (como era principio de curso me interesaba ver cómo había evolucionado el dibujo de la figura humana). ¡¡Y este fue el maravilloso resultado!!



Yo he hecho la actividad con mis alumnos de 4 años pero creo que se puede hacer perfectamente en 5 años con tonalidades de otoño ahora que entramos en esta estación, y también es ideal para el final de curso de 3 años, cuando empieza a hacer calorcito.

martes, 23 de septiembre de 2014

Dibujos proporcionados

Una actividad que a mí me encanta es dar a los niños una hoja en blanco con algún elemento y que tengan que completar el dibujo ajustándose al tamaño del objeto dado. Por ejemplo, si les damos una corona tendrán que terminar de dibujar, por ejemplo, un rey de forma que la corona no le quede muy grande ni muy pequeña. Me da mucha rabia cuando les dejamos un Din A3 y hacen un dibujo súper minúsculo en medio de la hoja (o a veces incluso en una esquinita). Con esta actividad, además de hacer que sea necesario ocupar todo el espacio (para que no les quede un rey algo "ridículo") trabajamos las proporciones en el dibujo y la creatividad, a través del diseño de personajes que puedan poseer un elemento concreto en su cuerpo o vestimenta.

Por ejemplo, hacia el final de 3 años les suelo dar un folio que tiene pegada una cabeza de un animal recortado de una revista y tienen que completar el cuerpo y el paisaje. Obviamente a cada niño le tocará un animal distinto y una cabeza de diferente tamaño y posición, lo cual da mucha riqueza al trabajo. Podemos realizar la misma actividad en 4 años y darles la cabeza o aportar nosotros las patas, la cola, etc.

Otra idea es darles caras de personas y sugerir completar el resto de la cabeza y del cuerpo. Si ya saben escribir, pueden añadir un bocadillo y que sus dibujos digan algo (en 5 años les encanta).


En las dos ideas anteriores, el dibujo suele tener que realizarse en un A4 porque si hemos cogido los recortes de revistas, éstos suelen ser más o menos pequeños. Como a mí me gusta mucho trabajar en A3 y me parece un tamaño muy adecuado para Infantil, otras veces les recorto yo lo que me interesa (en función del tema que trabajemos, un cuento, etc...) y se lo pego en un folio de este tamaño. Por ejemplo, podemos dibujar en cartulinas rojas crestas de gallos y gallinas y dárselas pegadas y que ellos completen el dibujo.

La última vez que estuve en 5 años les dí cartulinas doradas con las coronas dibujadas y un A3 con una línea, sobre la cual debía ir pegada la corona. 


Ellos las recortaron y las pegaron en su hoja y continuaron los dibujos. Como les encantaba escribir bocadillos con diálogos, les propuse que sus personajes dijesen algo. Quedó genial y disfrutaron muchísimo.


Esta actividad yo la he hecho en distintos momentos y siempre ha funcionado bien: trabajando por rincones (en el rincón de arte), por equipos por las tardes o todos juntos en otros momentos. 

¡Espero que disfrutéis con ella!

martes, 16 de septiembre de 2014

Trabajando por rincones en Infantil IV: el horario


En varias entradas de las que hablan sobre el trabajo por rincones habéis dejado preguntas y comentarios sobre cómo ubicar el trabajo por rincones en el horario. Ahora que comienza el curso voy a recopilar todas las respuestas aquí. Antes de nada, deciros como siempre, que así es como me organizo yo pero que no es la única forma ni la mejor. Seguro que podéis encontrar alternativas mejores en vuestras aulas (y si queréis podéis compartirlas ;-) ).
Si os acabáis de incorporar al blog, para situaros (y evitar preguntas repetidas) podéis leer las anteriores entradas pinchando en los enlaces:
- Trabajando por rincones en Infantil, con 4 vídeos básicos explicando cómo trabajo yo por rincones.
- Trabajando por rincoens en Infantil II, con algunas ideas sobre organización del espacio.
- Y Trabajando por rincones en Infantil III: ¿cómo comenzar?, con ideas para empezar en 3 años y si antes no habéis trabajado así.

Lo ideal sería que hubiese a lo largo del día dos periodos de trabajo por rincones dentro del horario pero esto es imposible en muchos centros por las especialidades y el número elevado de libros de texto. Así que al menos:
  • debemos intentar reservar un periodo de tiempo diario
  • durante la mañana, que es el periodo de máxima atención de los alumnos,
  • y siempre que se pueda, mantener periodo en el mismo horario, ya que los niños deben saber cuándo toca trabajar por rincones para poder meterse en las actividades y realizarlas con autonomía, gestionar su tiempo, portarse mejor, etc (todo aquello que es consecuencia de sentirse seguros en el aula pudiendo anticipar lo que va a suceder).
Yo en alguna ocasión no he podido dedicar un periodo de tiempo diario, sobre todo en 3 años el primer año que comencé y trabajaba por rincones sólo 3 días a la semana durante una hora. Eso sí, los días que establezcamos es muy aconsejable que siempre sean los mismos y en la misma franja horaria. Esto también les ayuda a saber qué uso se va a hacer del material y mobiliario del aula. Si las mesas situadas en los rincones en otro momento son las mesas que usamos para desayunar o realizar alguna actividad todos juntos y en las que cada niño tiene un sitio asignado, ellos deben saber en cada momento si se sientan en su sitio o las mesas son parte de cada rincón. Lo mismo sucede con las bandejas de pinturas y lápices u otros materiales.

http://www.aprendiendoeninfantil.com/2012/09/horario-movil.htmlPara todo lo anterior, nosotros usamos el "horario móvil" que colocamos y repasamos cada día en la asamblea. A mi personalmente me parece esencial.
El periodo de tiempo que dediquemos al trabajo por rincones debe ser de al menos 1 hora ó 50 minutos, contando con la explicación o recuerdo de las actividades que se harán en cada rincón. Por eso, si tenéis jornada partida, mi recomendación en situarlo
a) en el periodo de tiempo después de la asamblea y hasta el aseo y desayuno o 
b) después del recreo y hasta la comida.

En 3 años (imagen) suele ser mejor la segunda opción porque como son muy pequeños la asamblea, el aseo y el desayuno ocupan gran parte del tiempo entre la entrada y el recreo. Por ello, si tenéis especialidades después del recreo, no os quedará casi otro remedio que trabajar por rincones sólo los días en los que estéis vosotros con los niños en este periodo, antes de la hora de comer.

En 4 y 5 años las dos opciones son buenas por lo que yo elegiría aquella franja horaria en la que no tengáis especialidades o las tengáis menor número de días. 

En ambas opciones, yo aprovecho la asamblea de la mañana para explicar alguna actividad más complicada o novedosa de las que se van a proponer para el trabajo por rincones. Es decir, si en el rincón de matemáticas vamos a situar un dominó, en la asamblea jugamos todos al dominó para presentar el material, aprender cómo se juega, recordar las normas, etc. Luego ya, en el periodo destinado al trabajo por rincones (sea cual sea de las opciones anteriores), sólo recordamos que en el rincón de lógica-matemática se juega al dominó, sin detenernos más para aprovechar mejor el tiempo.

Los periodos de tiempo de mañana en los que no trabajamos por rincones ni tenemos especialidad, yo hago trabajo individual con todo el grupo y aprovecho para hacer las fichas del método o de otros libros que son más largas, en las que los ritmos individuales se marcan menos y en las que menos niños necesitarán ayuda individualizada.

Y por las tardes suelo hacer "juego por equipos", que podéis leer y ver un vídeo sobre ello pinchando en la imagen o en el enlace

Os dejo 3 posibilidades de horarios que ilustran un poco todo lo anterior:

1. Trabajo por rincones antes del recreo y después de la asamblea. Para mí tiene la ventaja de que es inmediatamente después de la asamblea y por tanto más próximo a explicaciones más extensas sobre actividades de los rincones que se hayan podido dar en este momento.

LUNES
MARTES
MIÉRCOLES
JUEVES
VIERNES
Asamblea: actividades en gran grupo y explicación o recuerdo de las actividades en los rincones
TRABAJO POR RINCONES
Recreo
Psicomotricidad
Trabajo individual con todo el grupo
Inglés
Trabajo individual con todo el grupo
Informática
Comedor
Relajación y cuento
Religión/Alt
Inglés
Religión/Alt
Juego por equipos
Relajación y cuento
Juego por equipos
  
2. Trabajo por rincones después del recreo y antes de comer. Para mí tiene la ventaja de que suele ser un periodo de tiempo algo más largo.

LUNES
MARTES
MIÉRCOLES
JUEVES
VIERNES
Asamblea: podemos explicar alguna actividad de los rincones
Asamblea: podemos explicar alguna actividad de los rincones
Religión/Alt
Asamblea: podemos explicar alguna actividad de los rincones
Asamblea: podemos explicar alguna actividad de los rincones
Inglés
Informática
Asamblea: podemos explicar alguna actividad de los rincones
Trabajo individual con todo el grupo
Inglés
Recreo
Explicación o recuerdo de las actividades en los rincones
TRABAJO POR RINCONES
Comedor
Relajación y cuento
Religión/Alt
Juego por equipos
Psicomotricidad
Juego por equipos

3. Opción mixta o con menos días de trabajo por rincones. Es buena cuando tenemos especialidades antes y después del recreo.

LUNES
MARTES
MIÉRCOLES
JUEVES
VIERNES
Asamblea: actividades en gran grupo y explicación o recuerdo de las actividades en los rincones
Psicomotricidad
TRABAJO POR RINCONES
Recreo
(TRABAJO POR RINCONES)
Trabajo individual con todo el grupo
Inglés
Trabajo individual con todo el grupo
Informática
Comedor
Relajación y cuento
Inglés
Relajación y cuento
Juego por equipos
Relajación y cuento
Juego por equipos

Yo hasta ahora nunca he trabajado con jornada continua por lo que no os puedo aconsejar nada sobre este horario pero supongo que al tener una franja de tiempo más larga (3 sesiones) entre la entrada y el recreo, podemos aprovechar este momento para el trabajo por rincones, especialmente si la especialidad no está situada en la segunda sesión.

Por último, para programar el trabajo semanal yo uso dos tablas, una con el horario general de la semana y otra sólo para el trabajo por rincones. Las podéis ver y descargar en los enlaces.

1. Horario general de la semana: en él situamos las actividades de cada periodo y en el tiempo de trabajo por rincones podemos poner "Trabajo por rincones" y se miraría la tabla correspondiente.

2. Tabla de trabajo por rincones. En la imagen podéis ver un ejemplo de esta tabla con las actividades de una semana.