lunes, 7 de octubre de 2013

¿Qué debe saber un niño de 4 años?

Entre los dos y los tres años se escolariza a la mayoría de los niños en Colegios de Educación Infantil y Primaria. Ya es un disparate que estas dos etapas estén juntas en un centro compartiendo horario, infraestructuras, personal ¡¡y ya casi hasta metodología y material escolar!!, puesto que las necesidades educativas de un niño de entre 3 y 6 años y un niño de entre 7 y 12 años son absolutamente diferentes.

Inicialmente la Educación Infantil, con sus características propias, se impartía en Escuelas Infantiles 0-6 y la Educación Primaria en los colegios. Y de ahí en adelante, cada etapa tiene su centro educativo propio. Cuando se juntaron la Educación Infantil y Primaria en los colegios comenzó a transformarse la primera para preparar a los niños hacia la segunda etapa. Y empezaron a morir las metodologías, materiales, infraestructuras, que se demuestra que son idóneas para el aprendizaje de los pequeños entre 3 y 6 años y por las que tanto se luchó anteriormente. Así aparecieron montones de libros de texto en las aulas de Infantil; se empezó a enseñar a leer y escribir en minúscula a niños de 4 años; se introdujeron especialistas que les enseñaran inglés, informática, música...; el tamaño de las aulas se redujo (pues es verdad que para leer y escribir se necesita poco espacio); los juegos y juguetes comenzaron a escasear; las jornadas escolares se alargaron; y ¡¡aparecieron las actividades extraescolares a las que apuntar a niños tan pequeños después del cole!!.

Dicen algunas familias que sus hijos de 2 y 3 años ya no necesitan adaptarse al cole porque llevan en la Escuela Infantil desde los 5 meses. Pero los niños lloran y lo pasan realmente mal durante varios meses. Y cuando ya el aula (bastante hostil) se convierte en un entorno seguro y empiezan a "aceptar" (que aún no "querer") a su maestra; llega el comedor escolar. Otro lugar angustioso para los más pequeños y con otra monitora desconocida que sí o sí los va a hacer comer. 

Los niños hacen otro esfuerzo porque papá y mamá trabajan y con toda su paciencia, se quedan 2 horas en el comedor aguantándose las lágrimas (el que puede). Y después, ¡¡vuelven a la clase!!. Se lo hacemos pasar todo lo mejor posible y le damos todo nuestro cariño. Respondemos unas 30 veces al día a la pregunta "¿Ya nos vamos con papá y mamá?". Y cuando parece que acaba la jornada....¡¡llegan las extraescolares!!.  Y ahí, los niños y niñas no pueden más, ni física ni emocionalmente. Con este panorama ¿hay algún padre o madre que piensa que un niño de 3, 4 ó 5 años va a aprender mucho de una extraescolar?.

Pero los niños, para que luego digan, van a la extraescolar entre sollozos y se portan muy bien, esperando que por fin termine el día y se vayan a su casa, con papá y mamá. Y encima de llevar todo el dia esperando ese momento, cuando por fin llega, o se duermen porque no pueden más, o no se duermen y están insoportables del propio cansancio, con lo cual les regañamos cuando lo que de verdad están pidiendo es que estemos a su lado.

Es verdad que los adultos solemos terminar de trabajar tarde y no nos queda otro remedio que alargar la joranda escolar de los niños. Pero si no existe esta necesidad ¿por qué no dejamos que los niños aprendan jugando en casa con su familia?. Os remito a un artículo que leí hace unos días y que me inspiró para escribir esta entrada. Espero que sirva para que todos nos replanteemos que es lo que de verdad necesita saber un niño de Educación Infantil.

El artículo se llama ¿Qué debe saber un niño de cuatro años? y lo podéis leer pinchando en el título.

También podéis descargarlo aquí. --> Descarga

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Algunos niños (ya en general, no solo en infantil) pasan mucho tiempo en el colegio , entre clases, comedor , otras actividades, etc y sobre todo los niños pequeños deberían pasar mas tiempo con sus padres. Ahora está la moda de apunarlos a mil cosas y aunque estas actividades puedan ser beneficiosas para los niños, no hay que volverse locos. Yo veo preferible pasar un poco mas de tiempo con los niños, el poco que se pueda tener en casa y aprovechar los fines de semana haciendo actividades en familia, que dejar al niño en mil actividades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario! Estoy totalmente de acuerdo! Sobre todo cuando no hay necesidad por parte de los padres...Un niño tan pequeño aprende mucho más de estar con su familia, de jugar en el parque, de montar en la bici...que de ir a extraescolares.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Hola: estoy atrasada con mis lecturas blogueras, debido a que tengo poco tiempo, pero por suerte encontré tu blog y me ha encantado tu reflexión sobre los escasos momentos que comparten las familias actuales con sus hij@s. Ya estás invitada a pasarte por mi blog y compartir emociones http://silvina-porelcaminodelasemociones.blogspot.com.es/
    beset!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica!! Claro que visitaré tu blog!!! Un saludo!!
      Elisa

      Eliminar