miércoles, 7 de septiembre de 2016

¡Vamos al cine!: me sobran, me faltan, uno más, uno menos, tantos como

Me encanta fomentar que los niños traigan a la clase cuentos de su casa. A ellos les gusta mucho que esas historias que les leen mamá y papá, se las cuente su maestra y las escuchen también sus compañeros del cole. Favorecemos el gusto por la lectura y nos aproximamos a la literatura infantil. Pero entre álbumes ilustrados maravillosos, cuentos que son un descubrimiento también para mí y los típicos libritos que intentan enseñar colores, números o formas; entran en la clase con frecuencia adaptaciones al papel de la película o serie infantil de moda. Aunque yo tengo mis preferencias literarias, no está mal que traigan de todo pues para aprender a ser críticos hay que conocer cosas que nos gustan más y menos y de mayor o menor calidad. Y si queremos fomentar el gusto por la lectura, es bueno dar importancia a todos los tipos de texto y formatos literarios. 

El problema es que a veces este tipo de libros (que en realidad son como capítulos de la serie o resúmenes de la película) no son muy adecuados para contarse en clase a niños de 3 a 6 años por ser demasiado largos, densos o no tener un hilo argumental claro, sobre todo si no se conocen la película o los personajes. Así que para no rechazarlos directamente ni tampoco dedicar mucho tiempo a leerlos y que los niños se aburran, les explico que como no son cuentos verdaderos sino que son de una película, vamos a jugar a que vamos al cine.

Les digo que saquen unas monedas imaginarias del bolsillo para pagar la entrada, bajo la luz, tarareo una melodía como de comienzo de película y empiezo a pasar las páginas del libro lentamente mientras los niños las miran en silencio como si estuviesen de verdad en el cine. Y cuando acabamos, suelen aplaudir y aumentamos la luz de nuevo. 

Les encanta alternar cuentos contados con "ir al cine" así que el curso pasado hice una adaptación de esta actividad para trabajar en contexto con mis alumnos de 5 años los conceptos sobran/faltan (que les cuestan bastante) y uno más/uno menos/tantos como. Fue previa a la de la tienda que os conté en la entrada  Economía de fichas: la tienda.

http://www.aprendiendoeninfantil.com/2016/06/economia-de-fichas-la-tienda.html

Una mañana hice un cartel de nuestro cine con los precios y lo colgué en la zona de la asamblea antes de que entrasen. En seguida algunos niños se dieron cuenta de la novedad así que les pedí que leyesen lo que ponía y les expliqué el juego. En las primera sesión repartí a cada niño un número distinto de monedas de 1 euro que tengo plastificadas para usar en diferentes juegos. El reparto lo hice de tal manera que a algunos niños les fuesen a faltar monedas, a otros les sobrasen y una minoría tuviese el dinero justo.


Abrí el cine, me coloqué en la taquilla con el cuento-película y les dije que quien quisiese ir al cine ya podía venir a comprar la entrada y, si quería, también palomitas. Según venían les preguntaba la edad y si querían palomitas. Intentaba que calculasen ellos el total pero a veces se agobiaban con la emoción y no eran capaces. En esos casos se lo decía yo y les pedía las monedas. Ahí se daban cuenta de si les sobraba algo o no. En las primeras sesiones lo verbalizaba yo: "Te sobran 2" o "Anda, tenías justo el dinero que necesitabas". Los que no tenían bastante no solíán decirlo ellos sino que se quedaban mirando sus manos como pensando "¿y ahora qué pasa?" Entonces les preguntaba si les faltaban monedas e intentábamos averiguar juntos cuántas. Una vez que lo sabía, el propio niño se las pedía a algún alumno de los que ya habían pagado y tenía monedas de sobra.

Como esto se alarga bastante, en la primera sesión vinieron sólo algunos niños voluntariamente. Cuando ya decayó la atención, "empezó la película" (que dejé que vieran todos pero que tendrían que pagar después) y con los que quedaban jugamos en otra sesión.

Jugamos varios días porque les gustaba mucho pero en las siguientes sesiones debían calcular ellos el pecio total y decirme las monedas que les sobraban o faltaban.

Y después, para trabajar los conceptos uno más/uno menos/tantos como, lo que hice fue colocar las monedas en el centro de la alfombra e ir pidiendo a los niños que saliesen a coger ellos monedas según la consigna que les decía. Por ejemplo, comenzaba yo cogiendo 4 monedas. A continuación pedía al niño de mi derecha que cogiese una moneda más que las que tenía yo, luego al niño siguiente que cogiese tantas como tenía su compañero, al siguiente que cogiese una menos que las que tenía yo, etc. Y una vez que teníamos todos el dinero, podían venir ya al cine a comprar entradas y palomitas. Como el proceso es largo, jugábamos en ratitos durante varios días, cogiedo cada día monedas y comprando sólo algunos niños.


Una vez que les vi familiarizados con el juego, dejé también monedas de 2 euros pero creo que no pude dedicar el tiempo necesario a que entendiesen la equivalencia porque les resultó complicado usarlas.


Aún así es un juego sencillísimo que les encanta y que se puede adaptar fácilmente a 3 años (con monedas imaginarias), a 4 años (con cantidades pequeñas y poniendo en juego menos conceptos) y a diferentes contenidos y grados de dificultad en 5 años.

5 comentarios:

  1. Elisa derrochas creatividad!!! Los libros-capítulos son una faena cuando piden que se los leas, pero tu idea me encanta!! Como siempre, me la apunto!!

    Tengo una sugerencia de entrada del blog ;) puedes contarnos porfi cómo haces el periodo de adaptación, cómo vas introduciendo las nuevas actividades a los rincones, cómo vas a trabajar este año si vas a hacer rincones y equipos como siempre o vas a variar...bueno más que una entrada te he pedido unas cuantas más :)

    Un abrazo Elisa y mucho ánimo en el nuevo curso!!!
    Laura.
    http://lauraysuaula.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Hola Laura!! Como siempre, muchas gracias por tu comentario!!Pues este año que empiezo con 3 años sí que tenía pensado hacer una entrada sobre el periodo de adaptación. Me parece algo tan largo y complejo en todos los sentidos que siempre lo voy dejando. Pero sí, este año, cuando pase un poquito la adaptación de mis alumnos, la escribo.
    Sobre los rincones conté ya un poco como empiezo en esta entrada http://www.aprendiendoeninfantil.com/2014/08/trabajando-por-rincones-en-infantil-iii.html pero bueno, lo puedo concretar más.
    Este año trabajaré más o menos igual, por rincones por la mañana, alguna sesión de actividades todos juntos, y juego por equipos por las tardes. pero hay una novedad muy grande. Comienza en mi aula un alumno con TEA y si contaré qué tal funciona con él el trabajo por rincones y las adaptaciones que haga (si son necesarias, que aún no lo sé).
    A ver si me da tiempo a todo lo que quiero escribir...
    Un abrazo y mucha suerte estudiando la oposición!!!
    Elisa

    ResponderEliminar
  3. Hola Elisa!! Te sigo desde hace bastante tiempo y estoy fascinada con tu forma de trabajar. He puesto en practica algunas de tus actividades pero este año me gustaria trabajar por rincones. Hubo un tiempo en que trabajé de forma pàrecida, estando de interina en Madrid, pero ahora me gustaria hacerlo tal y como tu explicas.
    Tengo muchas dudas sobre donde ubicar ese tiempo, porque en mi cole la jornada es de 9 a 2 y tengo los tiempos muy repartidos entre ingles, religión... por eso no se muy bien donde ubicar este tiempo. Mi grupo es de 5 años, llevo con ellos desde 3 trabajando los rincones pero de juego, aunque primero hacen una actividad y luego van a jugar en el rincon que les toca. Tengo metodo y letrilandia, ademas de cuadernillos de números. Por eson o se si empezar con tres dias de rincones y ya ver como van funcionando.
    Pero mi mayor duda es el rincon de lógica matemática, no tengo claro que actividades poner que sean motivadoras para ellos y a la vez trabajen los contenidos, tengo un listado de todas las que tu haces pero mi miedo es que llegue un momento en el que no tenga material adecuado o no se me ocurra como trabajar un determinado concepto. Podrias especificarme que actividades haces en el rincon de lógica matemática con tus alumnos de 5 años? Bueno, no me enrollo más, si puedes ayudarme te lo agradecería. Un saludo y sigue trabajando así de bien, nuestros peques son la esperanza para el futuro y seguro que te lo agradecerán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      Me alegra mucho que te guste el blog.
      Puedes empezar con 3 días que puedas sacar una sesión al menos de 45-50 minutos y luego ya vas viendo.
      En el rincón de matemáticas hago las actividades que ves en el blog y otras más "normales" como por ejemplo:
      -puzzles
      -reproducir patrones para cubos multilink o unifiz
      -láminas de conteo y poner una pinza en el número de objetos que hay.
      - sumas y restas en tarjetas que se pone la solución con velcro.
      - sumas y restas con pinzas.
      - hacer números con pinchitos (con plantillas debajo del tablero)
      - series, con materiales y con gomets.
      - completar tableros de doble entrada comprados, de números, formas....
      - ...
      Activdiades de este tipo. Yo creo que es bueno combinar actividades más complejas con otras más sencillas,q ue puedan hacer más autónomamente. Así dejas semans entre medias para elaborar material y además peudes equilibrar la complejidad con otros rincones.
      Espero haberte ayudado!!
      Un saludo

      Eliminar