viernes, 26 de febrero de 2016

Seguimos trabajando con regletas: equivalencias y sumas.

Hace unos meses os conté cómo fueron mis comienzos con las regletas en la entrada Empezando a trabajar con regletas. Hemos seguido jugando con ellas aunque no tengo muy claro hacia donde nos dirigimos, qué aporta este material a mis alumnos una vez que pasen a Primaria. Como sabéis, las empecé a usar porque con el método que trabajamos, viene un proyecto llamado Pensar con las manos centrado en este material. A estas alturas de curso me pregunto si todo el tiempo que les estamos dedicando no habría sido más fructífero si hubiese estado invertido en otras actividades matemáticas. A medida que avanzamos en sus cuadernillos veo que la finalidad que desde este material se plantea es que hagan cálculos con rapidez. Pero,  ¿de qué les sirven estrategias de resolución estrechamente ligadas a un material tan concreto si no lo van a seguir usando en cursos superiores? 

A pesar de mis dudas hemos seguido trabajando y mis alumnos continúan pasándoselo genial cuando sacamos las regletas. Además (y por lo menos), nos han servido para ir flexibilizando su forma de pensar. Cuando comenzamos el curso tuve que invertir un enorme esfuerzo en que se saliesen de procedimientos mecánicos y empezasen a razonar, participando y disfrutando de la resolución de problemas o jugando al tangram sin "tirar la toalla" a los 2 minutos de comenzar. Hemos avanzado muchísimo en este aspecto y os iré contando (tengo tanto que compartir acumulado y tan poco tiempo este año para escribir...) con qué actividades. 

En cuanto a las regletas han contruído mucho, libremente y con modelos. De forma más dirigida hemos trabajado las equivalencias y las sumas con el mismo contexto con el que comenzamos: nuestra estación de autobuses.

1. EQUIVALENCIAS.  

Para trabajar las equivalencias se contruyen los típicos "muros" en los que se debe poner una regleta y encima o debajo todas las formas de tener el mismo número sin usar esa regleta. Es decir, la regleta verde claro sería el 3 y su muro contendría dicha regleta, una fila con tres blancas y otra con una regleta roja y una blanca.

Para dar sentido a la búsqueda de equivalencias "construímos" nuestra estación de autobuses en la alfombra. Esta vez cogí también dos teléfonos, uno lo usaría yo y otro algún niño-jefe de estación. Los alumnos iban sacando de la estación, uno a uno, los autobuses (cualquier regleta) llenos de pasajeros (regletas blancas). Como hemos jugado bastante con ellas, la mayoría de los niños recordaban cuántos pasajeros cabían en cada autobús por lo que este paso era rápido. Al mover por la carretera dibujada en el suelo el vehículo con los pasajeros encima (regletas blancas) había siempre un momento en el que algún pasajero se caía. En ese momento simulábamos que se había estropeado el autobús.


Yo cogía el teléfono y llamaba a la estación (con mucho teatro porque les encanta que les llame por teléfono). Un niño lo cogía y le contaba que se nos había estropeado un autobús amarillo (por ejemplo) y que tenía que mandarme autobuses, coches (regletas rojas) o motos (regletas blancas) para colocar a los mismos pasajeros pero, eso sí, no podía volver a venir un autobús amarillo.


El niño que había recibido la llamada mandaba una combinación de regletas cuyo número total fuese el mismo que la regleta inicial (amarillo en este caso). Montábamos a los pasajeros para comprobar que efectivamente era una combinación de regletas-autobuses válida. Y después, entre todos pensábamos de qué otras maneras también podríamos montar a ese número de pasajeros, es decir, continuabamos el muro de regletas equivalentes a la inicial.


Cuando terminábamos, otro niño sacaba otro autobús de la estación y repetíamos el proceso.

2. SUMAS.

Con las sumas de regletas lo que buscamos es saber qué número obtenemos al juntar varias regletas. En nuestro contexto, queremos saber cuántos pasajeros caben en varios autobuses juntos.

Pintamos la estación y ¡comienza la función!. Llamaba por teléfono a un niño-jefe de estación y le decía que acaba de llegar un tren lleno de pasajeros de algún lugar lejano y que estaban todos en nuestra estación esperando autobuses para irse a visitar muchos sitios de España. Como son muchos íbamos a tener que mandar varios autobuses al mismo destino.



Otro niño sacaba dos autobuses que elegía y les preguntaba cuántos pasajeros creen que cabrían entre los dos. La primera vez la mitad más o menos de los niños hicieron estimaciones y la otra mitad sumaron los números correspondientes a las dos regletas. Al colocar los pasajeros comprobaron que habían acertado los que habían sumado. Fuimos sacando autobuses, coches y motos y comprobando el total de pasajeros que cabrían. Al final de la primera sesíón sacamos también tres vehículos pero como era la primera vez que hacíamos sumas de tres sumandos solo juntábamos autobuses-regletas menores de 5 cada una.

 


Hemos pasado unos ratos muy divertidos haciendo cálculos mientras jugábamos. Después, traspasar todo esto a las fichas del cuadernillo no fue tan fácil ni agradable. A pesar de tener muchas dudas acerca del material, por estos tiempos de juego, concentración y cálculo, me apetece compartir nuestro trabajo y daros las ideas por si estáis usando Pensar con las manos o las regletas por vuestra cuenta.

10 comentarios:

  1. Hola Elisa, yo he de reconocer que el material de Pensar con las manos tampoco me gusta y después de ojearlo y cansarme la vista con tanto cuadradito, tomé la decisión de no trabajarlo en clase, comentándole a las famlias que lo entregaría al finalizar cada trimestre, o bien en las vacaciones de verano segun el curso, para que los peques lo tuvieran y lo realizaran. Considero que las actividades manipulativas salen bien pero luego en las fichas no se ve ni por asomo lo que comprenden jugando, asi que esta vez me liberé del peso... No sé si es lo correcto, pero cuando a las familias les das tus argumentos, lo entienden perfectamente porque ven que haces otras actividades. Un saludo y gracias, tus ideas son magníficas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa.
      A mi me parece muy correcto, de hecho la próxima vez que vuelva a estar en 5 si tengo de nuevo este material creo que plantearé a mis compañeras hacer lo mismo que tú. Yo este año lo que hago es que en todas esas fichas horribles de cuadritos les pongo la fecha y "hecho manipulativamente".
      Muchas gracias y un saludo
      Elisa

      Eliminar
  2. Tienes un nivel de reflexión extraordinario sobre tu práctica como maestra. Haces un trabajo que no es el que te gustaría, lo adaptas a tu forma de enseñar para sacar el máximo de sus posibilidades. Lo haces fenomenal. Los niños disfrutan muchísimo. Y después de todo esto, tienes la capacidad de analizar lo que has hecho, ver cosas que te gustan y que no te gustan y extraer conclusiones. El tuyo es un ejemplo de cómo aprender a través de la práctica al reflexionar sobre ella con criterio.
    ¡Enhorabuena!
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué emoción leer esto un sábado por la noche aún sentada en el ordenador trabajando. Escribiendo esta entrada me he acordado de las cosas que me dijiste sobre las regletas a principio de curso.
      Y como siempre, gracias por todo. Gran parte de lo que soy como maestra, sobre todo enseñando matemáticas, lo he aprendido de tí.
      Un abrazo
      Elisa

      Eliminar
    2. No puedo estar más de acuerdo con Carlos. Eres un gran ejemplo, Elisa. Tanto para los profes de Infantil como para los de Primaria.

      Personalmente, a mí me ayudaron mucho algunas entradas tuyas de hace un par de años o tres, donde pude encontrar inspiración para adaptar los libros de texto y mi metodología a las necesidades de mis alumnos/as de Primero en las áreas de Lengua y Matemáticas.

      Para mí es muy bonito poder trabajar en ambas etapas, aunque sea dando Inglés, aunque disfruto mucho más como tutora.

      Casualidad o no, yo también tuve un profesor de didáctica de las Matemáticas en la universidad La Salle que también se llamaba Carlos. Un gran profesor del que aprendí mucho.
      La pena no haber seguido en contacto...

      Ánimo y que sigamos aprendiendo todos contigo y de ti.
      Carol.

      Eliminar
    3. ¡Qué bonito Carolina! Muchas gracias por tu comentario. Al final esto de los blogs es una cadena. A mi me animó a abrir el mio el que yo aprendiese mucho de otros blogs. Me encanta que este también sirva a los demás.
      Gracias! Saludos
      Elisa

      Eliminar
  3. La verdad Elisa que después de tantos años leyéndote solo puedo decirte que eres un ejemplo a seguir. Me encanta tu blog como bien sabes, aprendo muchísimo y me gusta ese dale la vuelta a las cosas que tienes. Trabajas con método, con materiales impuestos y aun así lo haces tuyo y consigues que los niños aprendan. Ojalá algún día puedas trabajar al 100% con lo que crees y defiendes.
    El tema de las regletas tienes mucha razón...sigue reflexionando sobre ellas que me gustará leerte!
    Supongo que estarás liadilla pero si das alguna charla en Madrid por Marzo-Abril avisa que estaré por tierras madrileñas y así te doy un abrazo!!!
    Un saludo Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!!
      Como me subís los ánimos, eh? jaja. Muchísimas gracias por tu comentario. Hago lo que puedo y sé, que tampoco es mucho, pero bueno, nos lo pasamos bien y, por tanto, aprenden.
      Pues de charlas y eso la verdad es que estoy un poco desconectada de todo porque con la maternidad ya las cosas no son igual que antes y entre el cole, este blog y el de ¡A contar!, me queda muy poco tiempo para preparar más cosas... Pero bueno, si hago algo te aviso.
      Un beso
      Elisa

      Eliminar
    2. Hola Elisa,

      Lo primero de todo, ¡enhorabuena por tu maternidad! Creo que no había tenido la ocasión de felicitarte anteriormente.

      Yo te descubrí hace algún tiempo por internet y resultó que ambas estuvimos trabajando en el Kindergarten La Salle, tristemente cerrado ya.

      He leído tu artículo sobre las escuelas infantiles y no puedo estar más de acuerdo. Aunque todavía me queda tiempo para tomar esa decisión, lo tendré muy en cuenta para cuando nazca mi bebé y me llegue el momento de escolarizarlo.

      Personalmente, opino que en la medida de lo posible, al menos los primeros meses, debe estar en un entorno familiar.

      Las escuelas tipo Montesori me llaman mucho la atención. Gracias a Dios, cada vez se incluyen más este tipo de metodologías en la escuela pública, en la que yo también trabajo como maestra de Inglés y Primaria bilingüe.

      En este sentido, con mis alumnos/as de 4 años, empecé el año pasado a darles Inglés y siendo este el segundo curso que llevamos juntos, considero que no necesitan empezar antes de los 3 años, aunque, como dices es inevitable.

      También, como maestra de Infantil, me planteo el tema de la idoneidad de empezar con la lectoescritura en Inglés en Infantil.
      Personalmente, no lo hago. Sólo enfatizo la pronunciación y trabajo el vocabulario con juegos y canciones.

      Este año, con mis alumnos de 1º, a los que les doy inglés, Natural y Social Science, estoy muy satisfecha.
      Ya les daba inglés en Infantil y el paso a Primaria ha sido buenísimo. Es ahora, en el segundo trimestre, cuando les estoy iniciando en la lectoescritura en lengua extranjera, a nivel de palabra y oración muy sencilla. Habiendo hecho un trabajo previo de conciencia fonológica.

      Respecto a Matemáticas, aunque en mi cole no imparto ese área, quería preguntarte si has probado el método ABN en Infantil.
      Este año estamos haciendo un seminario en mi cole, que yo misma propuse. El material, todo hecho a mano por la ponente, y los vídeos que nos muestra de su cole, me gustan mucho.

      Una compañera debatía hace unos días el por qué no usar las regletas, puesto que a ella le da muy buen resultado.

      Yo, personalmente, considero que no es incompatible, pero entiendo los beneficios de unos materiales u otros.

      El tener una buena base de numeración, tener claro el concepto de las decenas a nivel manipulativo y controlar el conteo para delante y para atrás de todas las maneras posibles, me parece fundamental para un buen paso a Primaria.

      Personalmente, me veo en la duda constante del beneficio de los libros de texto, no sólo en Infantil sino en Primaria.

      Es por eso, entre otras cosas, que me planteo buscar un nuevo destino donde se trabaje por proyectos en Primaria.

      No sé si me puedes contar tu experiencia en este sentido.

      Muchas gracias y un abrazo fuerte.
      Carol.

      Eliminar
    3. Hola Carol!
      Qué casualidad lo del Kindergarten La Salle. Yo sentí mucho que se cerrase porque aprendí muchísimo trabajando allí y los niños tenáin una oportunidad maravillosa de vivir experiencias propias de la etapa, que a veces en otros coles, se pierden por intentar adaptar a primaria la Educación Infantil.

      Me alegro de que te gustase la entrada de las escuelas. Yo también estoy de acuerdo en que es importante buscar un entorno familiar para los primeros años.

      En cuanto a lo del método ABN la verdad es que he oido hablar de él pero no lo conozco mucho. Al año que viene retomaré mi formación (que con el bebé la tengo algo abandonada) y a ver si puedo hacer algún curso. Lo que sí creo es que lo importante es cambiar el chip del trabajo en infantil hacia la manipulación real y el aprendizaje de matemáticas con un sentido. Que los contenidos que buscamos surjan de las estrategias que se hacen necesarias para resolver un problema, y no como exposición del maestro. Y una vez hecha esa reflexión y cambio personal, ya se puede valorar si usar regletas o el material que sea. Lo importante para mí es eso, que no se acostumbren los niños a hacer las cosas mecánicamente.

      Con los libros de texto pienso del mismo modo, si son elementos de repetición y mecanización y no fomentan que el alumno razone, sirven para poco. En mi opinión,los niños deben practicar grafías de letras, de números, etc, pero siempre que todo ello vaya acompañado de actividades que le den un sentido.

      La verdad es que por proyectos nunca he trabajado aunque me gustaría mucho. Aún así creo que la lucha está en cambiar la mentalidad y que las fichas de repetición mecánica no ocupen la mayor parte de la jornada de un niño de educación infantil pues conozco coles que trabajan por proyectos y al final es lo mismo que tener libros pero cambiando el título de las unidades y dando fotocopias.

      Mucha suerte si te cambias porque será interesante encontrar u sitio en el que trabajen por proyectos en Primaria, ya que no es algo muy frecuente. Ya me contarás.

      Un saludo!

      Elisa

      Eliminar