domingo, 16 de febrero de 2014

El 2: ponemos la mesa

En esta entrada me gustaría compartir una actividad que hago muy a menudo en mi aula de 3 años en la última parte de la asamblea para trabajar el número. Consiste en poner la mesa para un número determinando de comensales y con diferentes variantes y requerimientos según el objetivo principal que queramos conseguir. Yo aquí voy a enseñaros dos de estas variantes.


1. La primera consiste en poner un número determinado de platos en la mesa del restaurante (pintada con tiza en la alfombra) y el camarero tiene que ir a la cocina (a otra mesa alejada pero desde la que se ve la alfombra) a por las cucharas necesarias para que cada plato tenga una cuchara y sólo una. En un primer momento les dejo que hagan varios viajes pero luego tienen que conseguir traer las cucharas necesarias en un solo viaje. El número de platos y la disposición va variando para cada alumno, ajustándolo yo al nivel en el que se encuentra cada niño para que el reto le permita poner en marcha alguna estrategia que ya tenga.

Lo que busco con esta actividad es que los niños sean capaces de crear una colección con el mismo número de objetos que otra dada (equipotentes). Para ello utilizan varios procedimientos:
1. Establecen una correspondencia término a término (desde la mesa de las cucharas van mirando los platos y cogiendo una cuchara por cada plato).
2.Establecen una correspondencia subconjunto a subconjunto (si es grande la colección).
3. Realizan una estimación visual (esto suele fallarles cuando aumenta el número de platos).
4. Subitizan (cuentan realizando un reconocimiento global).
5. Cuentan los elementos de la colección (los platos) y cuentan las cucharas para que coincidan ambos números. Esta sería la estrategia más eficaz y con la que harán bien la tarea en un sólo viaje.

Como las cucharas están muy cerca de la mesa con los platos, el último procedimiento (conteo) no tiene por qué aparecer, habiendo niños que se queden en los anteriores y ganen el juego con esas estrategias a pesar de no ser las más eficaces. El el primer y segundo trimestre de 3 años, que es cuando la he empezado a realizar, para mí esto no es problema puesto que quiero que se familiaricen con el juego y que se motiven hacia este tipo de propuestas, que serán las que guiarán los próximos meses y los dos siguientes cursos. No obstante, hacia final de curso sí les alejaré las cucharas y la actividad irá aumentando de dificultad para que el conteo sea absolutamente necesario.

2. La segunda actividad que hacemos va encaminada a trabajar el número como medio para producir una colección. En este caso el 2, que empezaba a aparecer en las fichas de su método y había que darle un sentido. Preparamos la mesa en la alfombra y elegimos 2 comensales


En otra mesa dejamos todo el menaje: platos, vasos, cubiertos, servilletas,..; y los alimentos. De algunas de estas cosas había 2 (y sólo era necesario repartirlas) pero de la mayoría sobraban o faltaban elementos, por lo que tenían que coger sólo 2 y llevarlas o expresar que no tenían 2 y necesitaban más. 


Los niños comensales permanecían sentados en la mesa y el resto de niños eran camareros e iban trayendo por turnos todo lo necesario para comer. 


Después de "comer" hubo un diálogo sobre las cosas que habíamos llevado, lo que nos había faltado y lo que nos había sobrado.

 
Esta actividad les encanta y luego la repiten en el rincón de juego simbólico, lo que les permite trabajar la enumeración y la medida de colecciones a partir de la estimación visual, la subitización y el conteo. Además trabajamos con ella aspectos imprescindibles sobre hábitos relacionados con la alimentación y normas en la mesa.





http://www.casadellibro.com/afiliados/homeAfiliado?ca=21002&idproducto=1051198Si queréis saber más sobre la fundamentación teórica de esta actividad y cómo trabajar este tipo de procedimientos, os recomiendo el capítulo 5, La construcción del número natural y 6, La construcción de los primeros conocimientos numéricos, del  libro Didáctica de las Matemáticas para Educación Infantil, de la editorial Pearson Educación.

4 comentarios:

  1. Muy interesante, no se me había ocurrido utilizar un recurso tan asequible como el material del rincón de la casita para trabajar la lógica matemática. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva! Me alegra que te guste! Un saludo
      Elisa

      Eliminar
    2. Como siempre me encanta. Yo suelo mandarlo de deberes a casa explicándoles a los padres el procedimiento, jejeje. Cuando se lo explicas siempre te dicen: "no había caído en ello". Lo hago también cuando repartimos materiales, o tapones para votar al secretario. Los encargados de cada equipo me deben de pedir los materiales que necesitan para darle a todos los miembros de su equipo. Al principio pueden dar varios viajes, pero luego solo de una vez. En 5 años el secretario del dia anterior debe de coger los tapones que necesita para dar uno a cada niño/a para votar al secretario de ese día. Las posibilidades son infinitas, jeje.
      Un abrazo Elisa

      Eliminar
    3. Gracias Nati!!!!! Sí, yo se lo contaré también en la reunión de padres y espero que entren al blog y lo vean también! Es verdad que a veces no caen en que esto también son matemáticas!!
      Me gusta mucho lo de los tapones para votar al secretario! Hay taaantas cosas que se pueden hacer taaan chulas!! que aveces hasta nos agobiamos por no poder hacerlas todas! ;-)
      Un beso!
      Elisa

      Eliminar