martes, 18 de septiembre de 2012

¿Quién ha venido hoy al cole?

La mayoría de nosotros, los que leemos este tipo de blogs, los que tenemos hijos o alumnos, los que diseñamos de cerca la educación; somos conscientes de la importancia que tiene el aspecto emocional en el aprendizaje de los niños. Por nuestras experiencias en las diferentes etapas del sistema educativo y por lo que cuentan los "pequeños estudiantes" que nos rodean; sabemos que si no nos sentimos a gusto con nuestros compañeros, si no nos gusta nuestra clase o nos interesa poco lo que hacemos en ella, dificilmente vamos a esfrozarnos en las propuestas que nos hagan. Y seguramente, aprenderemos poco y encima, puede que ese poco vaya acompañado de un recuerdo algo desagradable.

Hacer de un aula de Educación Infantil un lugar amable y acogedor, me parece fundamental para que niños menores de 6 años (muy, muy pequeños, que a veces se nos olvida) puedan estar y ser felices en ella. Y por consiguiente, aprender.

Una de las muchas cosas que considero básicas para conseguirlo es dedicar tiempo y afecto a la acogida cuando llegan al cole. Pero no sólo cuando llegan en 3 años o cuándo llegan después del verano. Cada día, en la fila. Una caricia y alguna palabra a cada uno, personal, que no incluye al resto ("qué camiseta más bonita", "te has cortado el pelo", "¿qué te pasa que vienes muy serio?") no nos lleva más tiempo que lo que tarda en entrar la fila desde el patio, colgar sus abrigos y sentarse en la alfombra. Y a los niños les hace sentirse queridos (y más predispuestos para participar en lo que en adelante se proponga).

Otra actividad que realizamos a diario para acoger a nuestros alumnos es registrar su asistencia al cole. En mi opinión, es importantísima. Parece que es algo un poco repetitivo, que ya cuando llegan a 5 años casi hasta nos aburre. Sin embargo, creo que se muestra su sentido cuando un grupo de niños tan pequeños se ve cohesionado, se fijan en quién ha faltado a su cita con ellos y con la profe, ¡y preguntan qué le pasa a su compañero!. Y nosotros que vamos tan deprisa siempre...que a veces falta un compañero de trabajo y si no es el que está en el puesto de al lado, ni nos damos cuenta.

Pasamos lista (pasan lista, porque lo hacen ellos) para conocer los nombres de los compañeros, para decirnos "Buenos días" antes de empezar a trabajar juntos, para vernos las caras, para aprovechar que dicen mi nombre y contar algo "super importante" que me ha pasado, para que todos vean como se escribe "Ana" y Ana aprenda a escribir "Moisés", "Paola", "Verónica", "Christian",...

Y además, al registar la asistencia, aprendemos a enumerar, avanzamos en la utilización del conteo, seguimos la misma dirección que para leer y escribir, resolvemos problemas aritmétricos (porque si somos 20 y han faltado 2 niños...), nos fijamos en las letras de nuestros nombres para utilizarlas después en otras palabras,...

Os dejo dos cositas. En primer lugar, este vídeo para que veáis los materiales que yo he usado en 3, 4 y 5 años para registrar la asistencia al cole.



Y en segundo lugar, una idea para que reutilicéis cortinas que ya no os sirvan para hacer más acogedora el aula. 











 

No hay comentarios:

Publicar un comentario